¿Conoces la historia de la recuperación de datos?

En 1932 fue creada una de las primeras memorias de tambor, convirtiéndose así en el primer dispositivo de almacenamiento tal y como conocemos hoy en día. Pero hasta unos años más tarde, concretamente en 1987, no se realizó la primera recuperación de datos.

De dónde proviene el término

El término de “recuperación de Información” fue mencionado por primera vez hacia 1950, aunque, probablemente, en la práctica date de muchos años atrás. Fue Calvin N. Moores el que lo definió como “la búsqueda de información en un stock de documentos, efectuada a partir de la especificación de un tema”. Más tarde decidió ampliar aún más este concepto objetando que “ la Recuperación de Información abarca los aspectos intelectuales de la descripción de información y su especificación para la búsqueda, y cualquier sistema, técnica o máquina que se utilice para llevar a cabo la operación”.

2013: almacenar datos en ADN

2013 también fue una fecha muy señalada ya que en este año se consiguió, por primera vez, almacenar datos en ADN. Una idea que permitiría almacenar datos que requirieran estar respaldados por una gran cantidad de años y para la que tan sólo se necesitaría un ambiente seco y frío para su conservación. Aunque lograrlo no fue tarea fácil, los resultados fueron excelentes: logrando almacenar 2.2 petabits en un solo gramo de ADN, de los que posteriormente pudieron ser recuperados en un 100% y sin ningún tipo de errores. Sin embargo, toavía quedan materias a resolver ya que un problema de esta tecnología es que el ADN no se puede reescribir, por lo que será necesario crear nuevas secuencias cada vez que se quiera actualizar o añadir datos.

Muchos hechos históricos pero que desencadenan en una actualidad en la que el uso de la recuperación de la información se hace mucho más necesaria y evidente, debido al alto volumen de información que podemos encontrar en dispositivos físicos y páginas webs.

Scroll to Top